Avisar de contenido inadecuado

El Grupos Pequeño: La Oracion y el Reavivamiento

{
}

 

EL GRUPO PEQUEÑO: LA ORACIÓN Y EL REAVIVAMIENTO


Introducción

Los mayores reavivamientos de la historia humana han sido el resultado de la
intercesión ferviente de la oración. Las chispas del reavivamiento son atizadas
en el altar de la oración. El reavivamiento y la oración están vinculados
indisolublemente. Si no hay una oración perseverante y prevaleciente, no hay
poder. Elena de White lo expreso de una manera clara. “Solo en respuesta a la oración
debe esperarse un reavivamiento” (Mensajes selectos, t 1, p. 141)

Hechos 1:4

I. Los GPS de la Iglesia del Nuevo Testamento estaban sumergidos en la oración.

1. La oración es tan vital para el reavivamiento personal, para el crecimiento espiritual continuo y para el poder de testificación.

2. Según la Biblia, después de la ascensión de Cristo,
los discípulos volvieron a Jerusalén y esperaron el don prometido del Espíritu Santo.

3. Lucas nos asegura que este período de espera fue de una de preparación seria. Él dice que el grupo "perseveraba unánimes en oración y ruego" (Hechos 1:14).

4. Dos pasos se dan en la preparación para recibir el don del  Espíritu Santo en este verso:

    a. perseveraban unánimes.

    b. oraban mucho.


II. La Oración y el Espíritu Santo

1. Vamos a revisar las instrucciones que nos da la
inspiración sobre la relación que existe entre la oración, el don del Espíritu Santo, y el reavivamiento.

2. Lucas dice que los discípulos perseveraban en oración
y ruego. La palabra "perseveraban" sugiere que no se limitaron a ir a la reunión de oración el miércoles de noche.

3. Con un período de 10 días entre la Ascensión y el Pentecostés, reunirse para orar una noche no cumple la imagen dada por este versículo.

4. Tal vez podamos imaginar en nuestras mentes a los discípulos reuniéndose todos los días para buscar en oración el cumplimiento de la promesa del Padre.

5. Ellos sin duda pasaron tiempo en oraciones privadas pidiendo por el don del Espíritu. Sus oraciones continuamente ascendían al trono día a día.

III. Los GPS perseveraron en la Oración en busca del Fuego del Espíritu Santo

1. La experiencia de preparación y perseverancia de los discípulos es una lección importante para nosotros.

2. No somos lo suficientemente serios en presionar nuestras oraciones ante Dios para el cumplimiento de su promesa de darnos el reavivamiento final que irá acompañado de la lluvia tardía.

3. Lo creas o no, Dios está decepcionado con nosotros porque no le molestamos  lo suficiente acerca de un reavivamiento y el don de su Espíritu. Elena G. de White nos dice: "No estamos
dispuestos lo suficiente a molestar al Señor con nuestras peticiones, y pedir el don del Espíritu Santo. El Señor quiere que lo inquietemos en este asunto. Él quiere que elevemos
nuestras peticiones ante trono"(Fundamentos de la Educación Cristiana, p. 537).

4. Repetidas veces la sierva del Señor nos dice que oremos por el derramamiento del Espíritu Santo - dice:oren, oren, oren.

5. ¿Lo estamos haciendo? ¿Oramos en privado varias veces al día por un reavivamiento en nuestras vidas personales y dentro de la iglesia? ¿Nos reunimos en grupos a orar como lo hicieron los discípulos? ¿Escuchamos oraciones por la lluvia tardía durante la oración pastoral en el servicio de la iglesia? ¿Estamos realmente tomando en serio lo que Dios nos dice?¿Realmente queremos recibir la lluvia tardía?

IV. Siete cosas derriba la oración en el GP

1. Los muros del orgullo

2. El prejuicio

3. La ira

4. La amargura

5. La lascivia

6. La tibieza

7. El materialismo

Son derribados ante el movimiento del Espíritu Santo expresado en la oración:


Leer juntos, lentamente y en oración frase por frase:

“La mayor y más urgente de todas nuestras necesidades es la de un reavivamiento
de la verdadera piedad en nuestro medio. Procurarlo debiera ser nuestra primera obra. Debe haber esfuerzos fervientes para obtener las bendiciones del Señor, no porque Dios no esté dispuesto a conferirnos sus bendiciones, sino porque no estamos preparados para
recibirlas. Nuestro Padre celestial está más dispuesto a dar su Espíritu Santo a los que se lo piden que los padres terrenales a dar buenas dádivas a sus hijos. Sin embargo, mediante la confesión, la humillación, el arrepentimiento y la oración ferviente nos corresponde cumplir con las condiciones en virtud de las cuales ha prometido Dios concedernos su bendición. Sólo en respuesta a la oración debe esperarse un reavivamiento. (Mensajes selectos, tomo 1, p. 121)

Invite a tomar una decisión al grupo pequeño

1. ¿Qué podemos hacer para animar a los demás a seguir
las instrucciones del Señor?

2.  ¿Podemos empezar por nosotros mismos siendo un ejemplo? 3.  Entremos en un compromiso serio, a una experiencia de oración por el regalo prometido por Dios al igual que lo hicieron los discípulos.

¡Vamos a creer lo que Dios ha dicho y oremos!


Pr. Elías Torres Córdova. UPS

{
}
{
}

Deja tu comentario El Grupos Pequeño: La Oracion y el Reavivamiento

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre